Home Copa del Rey Atleti, una final para soñar